spot_img

El Congreso de Panamá y el destino de América

La unión o confederación de los estados americanos, ya era un sueño, un anhelo y una pasión que —desde décadas previas al año 1826— quemaba desde lo más hondo del alma del precursor venezolano Simón Bolívar, llenado su corazón, y este, bombeando fuego hasta el prodigioso cerebro del libertador que estallaría en una idea inspirada en la «Liga Anfictionica» celebrada en la antigua Grecia. Es entonces cuando nace: «Congreso Anfictiónico de Panamá«, mejor conocido como «El Congreso de Panamá«.

El 6 septiembre de 1815, en su famoso escrito reconocido como: «Carta de Jamaica» quedó expresado por Simón Bolívar lo siguiente:

“¡Qué bello sería que el Istmo de Panamá fuese para nosotros lo que el de Corinto para los griegos! Ojalá que algún día tengamos la fortuna de instalar allí un augusto congreso de los representantes de las repúblicas, reinos e imperios a tratar y discutir sobre los altos intereses de la paz y de la guerra, con las naciones de las otras tres partes del mundo. Esta especie de corporación podrá tener lugar en alguna época dichosa de nuestra regeneración…» 

Simón Bolívar

El mismo Bolívar tuvo la iniciativa de aquella actividad a la que fueron muchos los países convocados, entre ellos: la Gran Colombia (la unión entre los países que actualmente son: Colombia, Ecuador y Venezuela), Perú, Bolivia, Argentina, Chile, El Imperio del Brasil, Las Provincias Unidas del Centro de América, México, Estados Unidos, y , como observadores Gran Bretaña y los Países Bajos.

Lamentablemente, Bolivia, que atravesaba problemas políticos internos, no pudo llegar a tiempo, al igual que los Estados Unidos, mientras que Argentina y Chile no sintieron interés alguno por este congreso como también los demostró El Imperio del Brasil. Por su parte, a Paraguay no se le invitó por manifestarse contrario a los ideales Bolivarianos.

La desconfianza, el desinterés y las influencias de los opositores de Bolívar promovieron resultados de este Congreso, iniciado 22 de Junio de 1826, fueran contrarios a los ideados por el Libertador. Resultados que posteriormente influyeron la disolución de la Gran Colombia y Las Provincias Unidas del Centro de América  y el deterioro de las relaciones unificadoras de los países latinos que crecieron individualmente y con una fuerte dependencia a los países más desarrollados.

 «Es una idea grandiosa pretender formar de todo el Nuevo Mundo en una sola nación con un solo vinculo que ligue sus partes entre sí y con el todo. Ya que tiene su origen, una lengua, unas costumbres y una religión, debería, por consiguiente, tener un solo gobierno que confederase los diferentes estados que hayan de formarse.» 

Simón Bolívar

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

dibujo y color en la pintura veneciana

Los debates sobre el dibujo y el color en la pintura veneciana

0
Los debates entre el dibujo y el color fueron habituales durante el siglo XVII, entre partidarios de Miguel Ángel o de Tiziano.
Atapuerca

Atapuerca, el mito de la montaña mágica

0
El yacimiento de Atapuerca tiene un registro fósil y arqueológico que ha sido trascendental para el conocimiento de la evolución humana
Don Juan José de Austria

Las incógnitas de Juan José de Austria, desde el reconocimiento hasta su testamento

0
Juan José de Austria, hijo ilegítimo de Felipe IV, fue uno de los personajes más importantes de finales del siglo XVII hispano
origen del estraperlo

El origen del “Estraperlo” y la causa de la caída del gobierno republicano

0
El estraperlo tiene su origen en un caso de corrupción durante la Segunda República que hizo caer al gobierno de Lerroux
Ángeles Santos Torroella autorretrato 1943

Heroínas de la Historia del Arte: Ángeles Santos Torroella

0
Ángeles Santos Torroella, perteneciente a la Generación del 27, fue una destacada artista de la vanguardia española del siglo XX.

3 COMENTARIOS

  1. Estados Unidos, nunca fue invitado por Bolívar, por aquello de: «…parecen destinado por la providencia…» pero en una mala jugada de Santander, quien siempre compitió y sentía antipatía por Bolívar, fue invitada sin la autorización del Libertador, lo que provocó, una vez más, un enfrentamiento entre él y Santander, y la cancelación del Congreso a instancias del embajador norteamericano, quien veía con malos ojos la propuesta bolivariana. Para borrar la idea de una unión sin los EE.UU. , esta propone la famosa unión panamericana, que NO es hija de Bolívar y sí de los deseos imperiales en América del sur.

    • Apreciado Will:
      Leyendo tu nota y apreciando tu conocimiento del tema,te dirijo estas letras para comentarte, que estoy buscando, dos cartas que le dirigiera Bolívar a Santander: la una, advirtiéndole de no invitar a los Estados Unidos, al Congreso de Panamá (cosa que por supuesto hizo, contrariando su voluntad) y la otra, recriminándole el haberlo hecho. De estar a tu alcance, mucho te agradecería compartírmelas. Mil gracias. Atentamente, Angel M castellanos J.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículo anteriorEl Manifiesto de los Persas
Artículo siguienteTakamori, el último Samurai