spot_img

El primer hospital de Roma

La isla Tiberina fue una pequeña isla en medio del río Tíber que bien se pudo crear de forma natural mediante la acumulación de sedimentos del río. Durante años se usó para el abandono de esclavos enfermos o viejos, o gente con minusvalía para que murieran de hambre.

Pero este uso tan oscuro cambió en el siglo III a.C. Una plaga asoló Roma ante lo cual el Senado mandó una delegación a Grecia para pedir ayuda al Dios de la medicina Esculapio (Asclepio para los griegos). Los enviados trajeron a Roma una serpiente, símbolo del poder curativo del Dios, pero llegado a Roma se escapó y al parecer se refugió en la isla tiberina. Por esta circunstancia, el Senado ordenó la construcción en aquel lugar tan inhóspito de un templo en homenaje a Esculapio.

Más tarde el lugar se convirtió en refugio para enfermos donde eran cuidados de sus dolencias. Esto significó el primer hospital de la ciudad eterna.

Mitología, los poderes curativos de las serpientes

Según la mitología griega, Tronfonio y Esculapio demostraban sus poderes para curar enfermedades a través de las serpientes. La veneración de las serpientes ha existido desde tiempos antiguos, incluyendo a fenicios y cretenses.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS