spot_img

Nadie quisiera ser un buen anfitrión…

El origen de la palabra anfitrión, que hoy en día hace referencia a aquella persona que tiene invitado en su casa, nos sumerge en la mitología griega.

Anfitrión, al parecer, fue un importante general tebano del siglo II a.C., casado con una mujer muy bella llamada Alcmena. Tal era su belleza que el mismo Zeus se enamoró de ella. En una de las ausencias de nuestro genera por las guerras, Zeus adoptó la apariencia del bueno de Anfitrión y se acostó con una Alcmena convencida de estar gozando con su marido. Tal era el deseo de Zeus que ordenó tres días continuos de noche para alargar su goce. Al final Alcmena quedó embarazada por partida doble, de Zeus (Heracles) y de su marido (Ificles).

El significado de la palabra anfitrión ha llegado a nuestros días como aquel que nos invita a su casa, y a su mesa y nos comparte “todo”…

¿Serías un buen anfitrión?

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

el liderazgo en guerra andrew roberts

‘El liderazgo en guerra’ de Andrew Roberts [Libro]

0
Ensayo de Andrew Roberts con un análisis biográfico de nueve líderes mundiales que guiaron a sus países en las grandes guerras.
fasces fascismo lictores

Origen de la palabra fascismo

2
La palabra fascismo tiene su origen en las instituciones de la monarquía de Roma y en el fasces de los encargados de mantener el orden.
celeste caeiro revolucion de los claveles

Heroínas de la Historia: Celeste Caeiro y la Revolución de los Claveles

2
Celeste Caeiro puso la primera flor en la Revolución de los Claveles que acabó con la dictadura de Salazar de forma pacífica
final neandertales

Los últimos neandertales vivieron en la península ibérica

0
Las últimas poblaciones neandertales en extinguirse fueron las situadas en la península ibérica

4 COMENTARIOS

  1. El Origen de la palabra: «ANFITRIÓN»
    En la mitología griega, Anfitrión era el marido de Almena, la madre de Hércules.
    Mientras Anfitrión estaba en la guerra de Tebas, el dios Zeus se acostaba con Almena, noche tras noche, tras lo cual, ella quedó embarazada.
    Con el embarazo de Almena se creó un gran alboroto porque, evidentemente, Anfitrión dudó de la fidelidad de su esposa.
    Al final todo fué aclarado por Zeus y entonces Anfitrión se puso contento por ser el marido de una mujer escogida por el dios Zeus para tener sexo.
    De aquellas noches de pasión nació el semidiós Hércules.
    A partir de ese momento, el término «anfitrión» pasó a tener el sentido de:
    «Aquél que recibe en su casa».
    Por lo tanto, anfitrión es sinónimo de cornudo tranquilo, pendejo y feliz.
    Resumiendo:
    Cuando alguien le diga que usted es un buen anfitrión, mándelo al grandísimo y coñicimo e su madre y por las dudas, esté atento y vigile a su vieja, no vaya a ser que algún «Zeus» esté atendiéndola y al rato ande usted feliz de la vida manteniendo varios Herculitos.
    ¡¡¡¡Demasiada cultura puede ser un problema!!!…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí