spot_img

El origen guerrero del croissant

Aunque pueda sonar a una delicia francesa el croissant (de hecho la palabra sí lo es), aunque también se le llama cruasán, cachito, medialuna, etc. El origen del delicioso bollo es austriaco, en concreto de la ciudad de Viena. No es la primera vez que una exquisitez culinaria «suena» francesa pero realmente no lo es (ya hablamos del origen del consomé). Vamos a explicar su curiosa historia.

1683, Los turcos asedian Viena

Nos remontamos al año de 1683, en otro intento turco de tomar la ciudad de Viena, entre ceja y ceja de los sultanes otomanos desde mucho tiempo atrás1, que la consideraban un enclave estratégico. Un ejército muy numeroso, seguramente superaba los cien mil soldados, trató de superar las murallas de la ciudad mediante túneles subterráneos y hacer valer su enorme superioridad numérica. Sin embargo los otomanos no contaron con un enemigo imbatible: los panaderos. Es sabido que es durante la noche el horario laboral de este gremio, el mismo horario que usaron para cavar los ingenieros del sultán. El silencio de la noche era roto por las acciones turcas que fueron detectadas por los panaderos, pudiendo informar a los defensores de la ciudad que así pudieron abortar el intento de acceso a la ciudad. De esta forma, y sin quererlo, los panaderos se convirtieron en los héroes de la defensa, que terminó en un nuevo y rotundo fracaso de las armas  turcas tras las acciones de la caballería cristiana.

¡Viva Viena!

Para celebrar el fin del asedio, los panaderos decidieron elaborar unos bollos de hojaldre muy especiales, con la forma de una media luna en homenaje a la bandera otomana.

Ahora ya sabes cuál el origen del croissant. Desde ahora siempre que te tomes una de estas delicias estarás celebrando la gloriosa victoria en la defensa de Viena ¡Viva Viena!

1 El primer intento había sido en 1529.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

dibujo y color en la pintura veneciana

Los debates sobre el dibujo y el color en la pintura veneciana

0
Los debates entre el dibujo y el color fueron habituales durante el siglo XVII, entre partidarios de Miguel Ángel o de Tiziano.
Atapuerca

Atapuerca, el mito de la montaña mágica

0
El yacimiento de Atapuerca tiene un registro fósil y arqueológico que ha sido trascendental para el conocimiento de la evolución humana
Don Juan José de Austria

Las incógnitas de Juan José de Austria, desde el reconocimiento hasta su testamento

0
Juan José de Austria, hijo ilegítimo de Felipe IV, fue uno de los personajes más importantes de finales del siglo XVII hispano
origen del estraperlo

El origen del “Estraperlo” y la causa de la caída del gobierno republicano

0
El estraperlo tiene su origen en un caso de corrupción durante la Segunda República que hizo caer al gobierno de Lerroux
Ángeles Santos Torroella autorretrato 1943

Heroínas de la Historia del Arte: Ángeles Santos Torroella

0
Ángeles Santos Torroella, perteneciente a la Generación del 27, fue una destacada artista de la vanguardia española del siglo XX.

1 COMENTARIO

  1. Muy interesante tu blog, no lo conocía. Si bien sabía que los croissant fueron para celebrar la derrota sobre los otomanos en las puertas de Viena, no conocía que los panaderos tuvieron un rol decisivo en la defensa de la ciudad. Estuve buscando y me parece que el nombre que le daban es «Kipferl», ignoro si en la actualidad en Austria se los conoce con ese nombre o con el galicismo «croissant».
    Quizá el acto de comerse los kipferl les ocasionaba una gran satisfacción a los vencedores de la contienda de ese momento histórico. Como se nota, soy un gran ignorante pero la combato con mi curiosidad por infinitos temas y por eso le agradezco que compartas estos conocimientos a través de esta maravilla de Internet.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí