spot_img

Zenobia, la reina desconocida de Palmira

Todos hemos escuchado hablar de Palmira (actual Siria) alguna vez y últimamente más por motivos bélicos que históricos debido a las destrucciones que el llamado ejército islámico (ISIS) realiza indiscriminadamente. Hoy hablaremos de Zenobia, su reina más legendaria.

zenobia reina de palmira“Alcanzamos entonces el colmo de la vergüenza: una extranjera llamada Zenobia se puso el manto imperial y reinó largo tiempo”
(Cronista romano desconocido, s. III d.C.)

Nuestra siguiente heroína fue una de las mujeres más poderosas que luchó con y contra el Imperio Romano durante su existencia, a pesar de su corto (pero intenso) reinado. Zenobia (ca. 245-272) reinó en el reino de Palmira durante un tiempo relativamente corto (268-272) pero fructífero, al haber plantado cara a los Imperios de Roma y Persia, y acabar por extender sus dominios desde Asia hasta Egipto, del cual se proclamó reina en el 270 y acuñaría monedas egipcias con su imagen.

zenobia reina de palmira
Monedas con la imagen de la reina Zenobia

El pueblo nativo de Palmira pertenecía a un conglomerado de tribus que en su mayoría eran arameos. A pesar de que la información que se posee de ella es poca y escasa, sí que se sabe que tuvo una educación noble al ser su padre el gobernador romano de la ciudad Julio Aurelio Zenobio y se comunicaba con los filósofos en griego, con los juristas en latín y con los antiguos sacerdotes y arameo de Palmira y arameo de Egipto.

teatro palmira

Además, debido a la situación estratégica de su pueblo, será educada tanto cultural como militarmente debido a que desde el siglo I d.C. Roma se había aprovechado de la situación estratégica de Palmira en la confluencia entre el Imperio romano y el Imperio persa controlando el espacio a través del dominio en política de provincias imperial.

palmira

Conocida como La Perla del Desierto, la ciudad era una parada obligada para las caravanas de comercio que discurrían en la época, justo a medio camino entre Oriente y Occidente.

En base a esto y según los escritos que sabemos de la época, sabemos que en torno al año 258 se casaría con el prínceps árabe romanizado Septimio Odenato (220-267) que en ese mismo año es nombrado Cónsul de Roma por el Emperador Valeriano. Casualidades de la vida, su esposo e hijastro son asesinados al año, y Zenobia gobernará en Palmira hasta que su hijo Vallabato (de un año) obtuviese la edad mínima para reinar.

Zenobia Herbert Schmalz
‘La última mirada de Zenobia a Palmira’ de Herbert Gustave Schmalz (Art Gallery of South Australia)

Es en este instante en el que ella alcanza el poder como reina en el que cesa el servilismo de Palmira hacia Roma. A través de su consejero Longino, filósofo griego y de su inteligente política imperial fue independizándose de Roma mientras alejaba a la vez a los persas de su frontera.

El Impero de Palmira, tal y como lo conocemos (o conocíamos), no sería el mismo sin la figura de esta mujer por varios motivos. En apenas 6 años fortificó y embelleció la ciudad siria hasta dejarla con el aspecto que conocíamos y que le supuso el título de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1980.

puerta monumental palmira
Puerta Monumental de entrada a Palmira

En la ciudad, situada nada más y nada menos que un oasis en el desierto de Damasco supo fusionar las diferentes civilizaciones, arquitecturas y artes tanto autóctonas como persas y grecorromanas en un conjunto que seguiría dejando sin aliento a cualquier persona que hasta allí se desplazaba con sus grandes columnas, estatuas colosales, templos, monumentos y jardines acompañaban la política ejercida por Zenobia.

templo de bel palmira
Templo de Bel

Una vez magnificada Palmira, fue cuando extendió sus dominios al extranjero aprovechando el caos reinante en el Imperio romano, en el 269 ya controlaba desde Asia Menor hasta Egipto, país por el cual se sentía atraída por el gobierno de la gran Cleopatra VII, y a la que imitará tanto en estética como en vida cuando llega en el año 270 en Emperador Aureliano al poder y comienza a reestablecer el orden en las zonas rebeldes.

ruinas de Palmira
Ruinas de Palmira

Desde Egipto la hará retroceder a base de fuerza miliar hasta volver a Siria y su derrota final a orillas del río Éufrates cuando huían buscando asilo al reino persa. Con su captura la ciudad es destruida por orden del emperador y ella es hecha prisionera y enviada a Roma, en donde oficialmente le perdemos la pista. La próxima vez que visitéis el Museo del Prado, haced una parada delante de La rendición de Zenobia ante Aureliano, un magnífico óleo sobre lienzo realizado por Gianbattista Tiepolo en 1717 realizado en cinco metros de ancho por dos y medio de alto que nos muestra el fin de su reinado con la rendición ante el emperador Aureliano.

rendicion de zenobia ante aureliano tiepolo
‘La reina Zenobia ante el emperador Aureliano’ de Giambattista Tiepolo (Museo del Prado)
spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

'La Guerra de Stalin' de Sean McMeekin

‘La Guerra de Stalin’ de Sean McMeekin [Libro]

2
Sean McMeekin nos trae una nueva historia de la II Guerra Mundial, donde ofrece una nueva perspectiva centrada en el perfil de Stalin
Liga Santa Lepanto 1571

La Liga Santa, el camino hacia la gran victoria de Lepanto

0
La Liga Santa fue un tratado entre España, Venecia y el Papa para luchar contra los turcos que culminó en la gran victoria Lepanto de 1571
Simón Bolívar Antonio Zea plan de reconciliación con España

El intento de reconciliación de Simón Bolívar con España para formar la “Confederación Hispánica”

0
El intento de reconciliación de Simón Bolívar con España para formar una “Confederación Hispánica”, asumiendo la primacía de la Madre Patria
La segunda columna Miguel Ángel Ferreiro

‘La segunda columna’ de Miguel Ángel Ferreiro [Libro]

0
Primer libro de Miguel Ángel Ferreiro que resume la historia de de España en África
dibujo y color en la pintura veneciana

Los debates sobre el dibujo y el color en la pintura veneciana

0
Los debates entre el dibujo y el color fueron habituales durante el siglo XVII, entre partidarios de Miguel Ángel o de Tiziano.

Autor

Comparte

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí