spot_img

Origen de la palabra tiovivo

El origen la palabra tiovivo es una de las curiosidades de la historia más increíbles de las que hemos contado en el blog. Hoy en día nos referimos a ello como “recreo de feria que consiste en varios asientos colocados en un círculo giratorio” (definición R.A.E.), vamos a ver de dónde viene el nombre.

Nos situamos en 1834, a mediados del siglo XIX. Por aquella época, una Isabel II niña ya reinaba en España con la regencia de su madre María Cristina (su padre Fernando VII había fallecido un año antes). En el paseo de las Delicias de Madrid, existía una atracción de carrusel para niños regentada por Esteban Fernández, conocido en la zona por el “tío Esteban“.

¡Estoy vivo!

Una epidemia de cólera en la ciudad durante aquel año, causó más de un centenar de muertos, entre ellos el bueno de tío Esteban. Pero durante su traslado al cementerio a hombros de algunos amigos, repentinamente “resucitó” y comenzó a gritar “¡Estoy vivo!”. Al parecer no pocos huyeron despavoridos. Tal fue el impacto de la noticia que comenzaron a llamarle “tío vivo” en vez de tío Esteban y por ello el carrusel o caballitos infantiles pasó a ser conocido como “tiovivo“.

¿Curioso, verdad?

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Artículo anteriorEl anuncio de Pértinax
Artículo siguienteLa entereza de Jenofonte