spot_img

El inventor de los sorbetes

Difícilmente podríamos sospechar que el inventor de los deliciosos sorbetes fuera mismísimo emperador romano Nerón (si, el mismo que probablemente no incendió Roma), que allá a mediados del primer siglo de nuestra era, tenía como afición la misma que muchos de nosotros cuando aprieta el calor.

Al parecer este emperador, último de la dinastía Julio-Claudia, tenía la costumbre de enviar a sus más rápidos esclavos a buscar la nieve a las montañas de los Apeninos. De esta forma la tenía rápidamente disponible para poderla mezclar con zumos y miel, y así poderla ofrecer a sus más ilustres invitados.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Artículo anteriorSorteo Navidades 2016
Artículo siguienteEurípides, el gafe de Grecia