spot_img

Batalla de Carabobo, la que aseguró la Independencia de Venezuela

Un día como hoy, pero hace ciento noventa y cinco (195) años atrás, la muerte y la gloria se paseaban, como buenas amigas, por las sabanas pertenecientes al actual estado Carabobo en Venezuela. Morbosamente, observaron cómo a finales del mes de abril de 1821 se quebró del armisticio que pactó un alto al fuego por un corto período de tiempo.

Las fuerzas leales a la corona española tenían un objetivo: la fidelizar el dominio del rey sobre Venezuela. Pero la divina providencia quiso que fuera de otro de modo. Y es cuando entra en juego una pieza fundamental, predeterminada a marcar una huella eterna la historia de Venezuela, América y el mundo. El nombre de la pieza: Simón Bolívar.

Él sabía que el armisticio no duraría mucho, y preveía las decisiones que tomarían los realistas, entonces supo lo que había y cómo se tenía que hacer. Tomó el ejército rebelde (Ejercito Libertador), proveniente de diferentes partes de Venezuela y que encabezaría personalmente como Comandante en jefe y lo reorganizó en tres divisiones:

Divisiones

  • Primera División: Comandada por José Antonio Páez en integrada por dos batallones y tres caballerías.
  • Segunda División: Comandada por Manuel Cedeño y constituida por tres batallones y una caballería.
  • Tercera División: Comandada por Ambrisio Plaza y contó con cuatro batallones, más su correspondiente caballería.

Llegó el 24 de Junio de 1821 y la aurora terminaba su tarea de sonrosar el camino para la salida del sol cuando el Comandante en Jefe Simón Bolívar acechaba, desde los alto del cerro Buenavista, las posiciones de los españoles, y, logrando con esto reconocer las debilidades al frente y a la izquierda de los realistas.

simon bolivar
Simón Bolívar

Los patriotas superaban en número (más de seis mil hombres aproximadamente) a los realistas (poco más de cuatro mil hombres), pero Simón Bolívar, en su astucia, se adelantó a evitar el reforzamiento de las tropas españolas, para esta tarea designó a Cruz Carrillo quien cubriría el occidente desde Trujillo a Barquisimeto, igual que Bermúdez desde Barcelona a Caracas. A pesar de que este último sufrió la derrota, logró al igual que el primero sabotear el reforzamiento de las fuerzas realistas en Carabobo.

Se acercaba el momento, las divisiones eran conscientes sobre el cambio de marcha en función a la debilidad enemiga, cuando llegara el mediodía iniciaría el enfrentamiento y el español Miguel de la Torre, que contaba con solo seis batallones, cuatro caballerías y dos artillerías, no tendrían más opción que la retirada.

Y así fue, alrededor de una hora de duración se llevó el enfrentamiento, y en todas las arremetidas que intentaron las fuerzas realistas fallaron, y por más que el español Miguel de la Torre se esforzará por mantenerse firme en la batalla, no logró evitar que sus tropas se fueran en retirada, contrariando sus órdenes.

Fue así que quedó grabada la victoria de toda una campaña de inteligencia, unión y estrategia, donde Páez, por su gran intervención, recibió de Bolívar el ascenso al grado de General mientras sentían la pérdida de los comandantes Plaza y Cedeño.

La Batalla de Carabobo fue sin duda la hazaña que logró la independencia de Venezuela, pero no fue hasta la Batalla Naval del Lago de Maracaibo que la tan ansiada independencia logro consumarse el 24 de Julio de 1823.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS